Fagus de Coto de Hayas

Bodegas Aragonesas nos presenta este vino elaborado a partir de una selección de garnachas de viñedos de 40 –50 años de edad con una producción menor a un kilogramo por cepa, de diferentes pagos, procedentes de las últimas tres añadas. Tipo: Vino tinto

D.O.: Campo de Borja

Variedad: Garnacha
Graduación: 14,5% vol.
PVP: 21 €

Fermentando a 28º C con control de temperatura. Se lleva a cabo una maceración con los hollejos a lo largo de dos semanas. Tras la fermentación alcohólica se controla el desarrollo de la fermentación maloláctica en barrica de roble francés. Una vez finalizada la fermentación maloláctica, se procede al trasiego y encubado de nuevo, en barrica nueva de roble francés en contacto con sus propias lías. Tras dicha crianza se realiza la selección de las mejores barricas, el coupage de las mismas y se procede a su embotellado. El resultado es un vino color rojo cereza intenso con tonos rubí, limpio y brillante. Aroma muy intenso, fino, elegante, con un fondo de frutas rojas, ciruela y cereza. Notas minerales, especiadas, café, tostado, vainilla, pastelería, yema de huevo, merengue, muy bien integrado en el vino. Entrada muy potente en boca, grasa y voluminosa, con un paso de boca muy equilibrado y concentrado, muy vivo, buena acidez.  Final de boca largo, amplio, sedoso, con un tanino muy redondo y conjuntado. Se recomienda servirlo a 16ºC.

El secreto del éxito

No solo la tierra y la climatología hacen grandes los viñedos, afirman desde Bodegas Aragonesas, fundada hace 35 años en Fuendejalón (Zaragoza). “¿Qué sería de ellos sin la pasión y el cariño de todo el equipo? Llevamos siglos cultivando con esmero nuestras viñas y atesorando una tradición vitivinícola incomparable. El equipo de expertos enólogos, maestros en la elaboración de nuestra afamada garnacha, y el equipo humano que integran los diferentes departamentos de la bodega consiguen el resultado final de unos vinos de prestigio internacional. La extensión de nuestro viñedo, la riqueza de variedades y el trabajo de nuestros enólogos nos permite proporcionar a todas y cada una de las marcas que comercializamos sus propias características y personalidad. Desde vinos ecológicos y afrutados, hasta vinos complejos, de alta expresión y de autor; pasando por jóvenes, crianzas, reservas, blancos, tintos, rosados, monovarietales y multivarietales. Una gama de vinos variada y extensa, plena de profesionalidad, pensada para dar satisfacción a todos lo mercados pero, sobre todo, llenos de vida”.

Viñedos y vinos llenos de vida

Bodegas Aragonesas –resultado de la unión de la cooperativa de Fuendejalón con la de Magallón en los años noventa– controla unas 3.700 hectáreas de viñedo en las estribaciones del Moncayo, donde se crea un microclima extremo muy seco con  baja pluviometría (aprox. 300 l/m2 al año), condiciones complejas de subsistencia incluso para la vid, pero que la garnacha sabe dosificar como ninguna otra variedad. Estas condiciones climáticas inciden directamente en la baja productividad del viñedo ejerciendo un control natural lo que repercute positivamente en la calidad de la cosecha. Esta extensión redunda en la variedad de los diferentes tipos de suelo y la altitud a la que se encuentran, entre 400 y 750 metros, lo que aporta a cada parcela de viñedo diferentes matices y cualidades.

Su director técnico, Javier Vela, es uno de los enólogos que ha contribuido a definir el estilo actual de las garnachas de Campo de Borja y esta variedad es la base principal de sus vinos aunque también cultivan tempranillo, cabernet sauvignon, merlot, syrah, mazuela (cariñena), chardonnay, macabeo y moscatel de Alejandría.

Amplia gama
Su gama de vinos, especialmente amplia, incluye blancos, rosados, tintos y dulces. A menudo se realizan elaboraciones específicas para mercados concretos. Lo más destacado, sin duda, es su línea de garnachas que se sirve de viñedos viejos reflejo de la diversidad de suelos y de material vegetal que atesora la región. El frutal y a menudo floral Coto de Hayas Garnacha Centenaria, con crianza de cuatro meses en barrica; el siempre maduro, goloso y complejo Fagus de Coto de Hayas (10 meses crianza); y el mineral Aragonia (8 meses en barrica) son excelentes muestras del estilo de garnachas potentes y estructuradas de Campo de Borja.

Existe otra etiqueta más de gama superior: Galiano, elaborado con uvas garnachas seleccionadas en viñedos de más de 50 años con una producción media inferior a 1 Kg por cepa. Crianza en tinas de roble francés durante 9 meses y posteriormente durante 7 meses en barricas nuevas de roble francés, completando su crianza en botella. Acaba de salir al mercado la segunda añada, correspondiente a 2013 (la primera fue en 2007).

También con garnacha de diferentes pagos elaboran Solo Centifolia. Y en cuanto a los coupages, destaca Coto de Hayas Roble, una excelente mezcla de tempranillo y cabernet sauvignon.

Actualmente la bodega produce en torno a los siete millones de botellas anuales.

¿Sabías que…?

  • Aunque Bodegas Aragonesas se fundó en 1984, el auténtico inicio del cultivo de la vid y en particular de la garnacha, se remonta al año 1145 y es atribuido a los monjes cistercienses del Monasterio de Veruela, situado a escasa distancia de Fuendejalón y Magallón.
  • Algunos de los viñedos, vigorosos y robustos, poseen una antigüedad superior a los 100 años.
  • Las marcas Fagus, Coto de Hayas, Garnacha Centenaria, Galiano, Don Ramón y Aragonia son los emblemas de la bodega y gozan de un prestigio internacional que las ha hecho acreedoras de numerosos premios y distinciones.

Exportación

En el mercado internacional los vinos de la bodega se encuentran presentes en 55 países, lo que significa una gran parte de las posibilidades mundiales de adquirir vinos con denominación de origen Campo de Borja. Esto la sitúa como una de las bodegas líderes en exportación de los últimos años.

Bodegas Aragonesas

Ctra. Magallón, s/n

50529 Fuendejalón (Zaragoza)

Tel.: 976 862 153

www.bodegasaragonesas.com