Coto de Hayas Garnacha Centenaria

Un vino con historia lleno de vida

Bodegas Aragonesas nos presenta este vino elaborado con uva procedente de viñedos muy antiguos, de secano, cultivados por el sistema tradicional de vaso, de los pagos de Monte Alto y La Sarda. Unos pagos situados sobre suelos muy áridos, de pizarras y terrazas, de tierra rojiza, en las laderas de la Cordillera Ibérica, en las estribaciones del Moncayo.

Coto de Hayas Garnacha Centenaria
Tipo: Vino tinto
D.O.: Campo de Borja
Variedad: Garnacha
Graduación: 14,5% vol.
PVP: 10 €
Maceración en frío durante 24h para la obtención de fruta más fresca. Fermentado a 26º C con control de temperatura. Se lleva a cabo una maceración a lo largo de diez días, una vez obtenidos los objetivos deseados se procede al sangrado y prensado.

Criado en barrica de roble francés durante cuatro meses, durante los cuales se produce la fermentación malolática. El resultado es un vino de color rojo guinda intenso, de aspecto limpio y brillante. Aroma frutal y floral, muy limpio y potente de marcado carácter varietal con tonos leves tostados y especiados aportados por la crianza en madera. En boca es de ataque suave, voluminoso, amplio, carnoso, armónico y estructurado, rico en matices, muy equilibrado y con amplio y muy largo postgusto. Se recomienda una temperatura de servicio de 17º.

Aunque Bodegas Aragonesas se fundó en 1984, el auténtico inicio del cultivo de la vid y en particular de la garnacha en la zona se remonta al año 1145 y es atribuido a los monjes cistercienses del Monasterio de Veruela, situado a escasa distancia de Fuendejalón y Magallón.
Con los años, esta bodega zaragozana se ha ido posicionando en el mercado gracias a que elabora unos vinos con muy buena relación calidad-satisfacción. En el año 2008 con la llegada de la crisis, el público buscaba vinos de calidad con precios razonables, lo que permitió a Bodegas Aragonesas crecer más de un 40% en los 3 últimos años.
En el mercado internacional los vinos de la bodega se encuentran presentes en 55 países, lo que significa una gran parte de las posibilidades mundiales de adquirir vinos con Denominación de Origen Campo de Borja. Esto la sitúa como una de las bodegas líderes en exportación de los últimos años.

Un éxito fruto del esfuerzo
El éxito de los vinos de Bodegas Aragonesas no es una casualidad. La reestructuración y en muchos casos la preservación de sus mejores viñedos les permite obtener, además de una de las mejores garnachas del mercado, los mejores mostos para lograr unas vinificaciones de calidad contrastada. El seguimiento del crecimiento, sanidad y calendario de vendimias garantizan la calidad de la uva y su recogida en el momento exacto de maduración.
Si destacable es el trabajo de los enólogos y técnicos, no lo es menos el de los viticultores. Cientos de personas que cada día aplican con mimo y rigor los cuidados específicos para que sus viñedos extraigan de la tierra lo mejor de sí misma.

Objetivos de la bodega
Su principal activo sigue siendo el viñedo y, de manera especial, las garnachas, posiblemente únicas en el mundo por su antigüedad y número de cepas. La extensión total de los viñedos es de unas 3.700 hectáreas situadas al sureste del Sistema Ibérico, en las estribaciones del Moncayo, donde se crea un microclima extremo muy seco con  baja pluviometría (aprox. 300 l/m2 al año), condiciones complejas de subsistencia incluso para la vid, pero que la garnacha sabe dosificar como ninguna otra variedad. Estas condiciones climáticas inciden directamente en la baja productividad del viñedo ejerciendo un control natural lo que repercute positivamente en la calidad de la cosecha. Esta extensión redunda en la variedad de los diferentes tipos de suelo y la altitud a la que se encuentran, entre 400 y 750 metros, lo que aporta a cada parcela de viñedo diferentes matices y cualidades.
El equipo técnico está formado por tres enólogos, que seleccionan los mejores uvas de cada cosecha para elaborar el vino y su posterior embotellado y crianza en bodega. Gracias el amplio territorio que abarca, en Bodegas Aragonesas S.A. pueden disfrutar de una base estable de viñedos de calidad, que repercute año tras año en la gran calidad de sus vinos.

Variedades principales que cultiva la bodega
Los viñedos vigorosos y robustos, algunos con una antigüedad superior a los 100 años, han arraigado con fuerza en una tierra incomparable para su desarrollo a pesar de la dureza de una climatología que, a su vez, les dota de su inconfundible calidad y personalidad. Éstas son las proporciones según las variedades: Garnacha: 60%, Tempranillo: 15%, Macabeo: 10%, Cabernet sauvignon, merlot y syrah: 10% , Moscatel y chardonnay: 5%.

La marcas
La marcas más prominentes que Bodegas Aragonesas comercializa son Don Ramón, Viña Tito, Azzulo, Solo y Ecce Homo, pero su línea estrella es la denominada Coto de Hayas, encumbrada por las especialidades de garnacha 100%: Galiano, Fagus, Aragonia y Garnacha Centenaria. Estas especialidades se elaboran con garnachas procedentes de cepas muy viejas de más de 40-50 años, de muy baja productividad, no sólo por el clima, sino por su propia edad, menos de 1 Kg de uvas por cepa lo que asegura una altísima calidad y lo que permite a la bodega elaboraciones originales y diferentes a cualquier garnacha de otro territorio.

Gama de vinos
En Bodegas Aragonesas elaboran desde vinos ecológicos y afrutados, hasta vinos complejos, de alta expresión y de autor; pasando por jóvenes, crianzas, reservas, blancos, tintos, rosados, monovarietales y multivarietales. Una gama de vinos variada y extensa, plena de profesionalidad, pensada para dar satisfacción a todos lo mercados pero, sobre todo, llenos de vida.

Bodegas Aragonesas
Ctra. Magallón, s/n
50529 Fuendejalón (Zaragoza)
Tel.: 976 862 153
www.bodegasaragonesas.com